El marketing que enamora

Escrito por: María Camila Nott en

Alguna vez leí que el marketing surgió en respuesta a la necesidad que tenían las diferentes marcas de un mismo producto de “venderse por sí solas”. Así, cuando un cliente llegara a un supermercado con la intención de comprar un frasco de leche, escogería aquel que mejor se acomodara a sus necesidades de acuerdo con lo que leyera en el envase.

Con la llegada de los medios masivos como la televisión y la radio, el cliente podía ver desde la comodidad de su hogar, las especificaciones del producto que antes tenía que encontrar en el envase y que ahora estaban llenas de color y sonido en el televisor de su sala. Estamos hablando del Outbound marketing, la manera más tradicional de hacer publicidad en nuestros días.

 

“Haz un cliente, no una venta”

 

En esta frase de Katherine Barchetti se hace un llamado a repensar las formas en las que se están llevando a cabo los procesos de mercadeo en la actualidad. Más que buscar un impacto efímero, lo que necesita la industria es encontrar la manera de “atraer” a los usuarios para que sean ellos mismos quienes se conviertan en clientes fieles, sin recurrir a la constante presión afanada que la mayoría de empresas hace a través de diversas redes sociales y sitios web sin pensar que el efecto podría ser contraproducente.

 

En el 2005 Brian Halligan y Dharmesh Shah crearon el concepto de Inbound marketing como respuesta a las necesidades de nuestra era digital, donde el usuario es cada vez más experto y más susceptible frente a los mensajes que recibe, tomando como punto de partida sus gustos y preferencias y de esta manera, lograr de forma natural, un engagement con el individuo.

Mientras el marketing tradicional (Outbound marketing) se enfoca en encontrar usuarios y bombardear de mensajes a las masas, el Inbound marketing pretende ser encontrado y atraer leads al negocio de forma natural. De modo que esta metodología consiste en una serie de técnicas encaminadas a producir el aumento del número de visitantes a un determinado sitio web, blog o perfil en redes sociales para que se conviertan en leads (suscriptores que ahora son parte de una base de datos). Esa información será la base con la cual los expertos conocerán a fondo a los usuarios, y posteriormente desarrollarán propuestas para convertirlos en clientes. Esta es una de las maneras más prácticas y efectivas de hacer marketing hoy en día.

En la Agencia GuidoUlloa nos dedicamos a hacer que las cosas sucedan y para lograrlo, crecemos de la mano de la innovación. Cuando se habla de marketing online no hay que olvidar que se trata de una dinámica que constantemente atraviesa diversos cambios y transformaciones, trayendo consigo nuevos desafíos. Por fortuna somos amantes de los retos y no tememos trabajar con el futuro.

Marketing solo hay uno. En la Agencia reconocemos la importancia de las diferentes metodologías implementadas en cuanto a estrategias de marketing se refiere, por ello  conservamos la tradición y la complementamos con técnicas que surgen a medida que evoluciona la sociedad, con el fin de que permitan optimizar los procesos para la satisfacción de necesidades mediante la comercialización de un producto y el agrado de los usuarios frente al mismo.