En GUIDOULLOA somos los mejores anfitriones

Escrito por: Leonardo Ramírez en

Hace 9 meses me uní a esta familia llamada GUIDOULLOA, el lugar donde siempre soñé y esperé trabajar, un lugar donde mis sueños tomaron sentido, donde mi visión sobre el mundo tomó otro rumbo y en donde un día aunque ustedes no lo crean creí casi imposible poder trabajar. Hoy ya no es un sueño, es una realidad.

GUIDOULLOA no solo me ha permitido crecer como profesional, sino también como persona, y es una parte que hoy día quizá muchas empresas en Colombia ignoran en sus empleados, nuestros jefes olvidan que somos seres humanos y muchas veces nos confunden con maquinas.

Es esencial que en la empresas no solo se exija rendimiento laboral, si no también que nuestros directores, jefes o superiores, llámenlos  como quieran, sean veedores de nuestro crecimiento personal, espiritual y por sobre todo de si somos felices en lo que hacemos.

Hoy sin ser el empleado más destacado, de hecho para ser completamente franco en ocasiones me aterran los reconocimientos públicos, ostento el título de HOST DEL AÑO 2015-2016.

El HOST DEL AÑO nace como alternativa para hacer ver, y hacer sentir a nuestros clientes en casa, y decirles cuan importantes y vitales son para nuestra empresa; día a día cada uno de los 33 miembros de nuestra agencia se convierte en el anfitrión de la jornada, unos más astutos, otros más fluidos y otros a los que definitivamente no les sale muy bien el show, pero lo importante es que nos olvidamos del cargo que tengamos independientemente y por un día nos dedicamos a ponernos a la orden a nuestros clientes y compañeros de la manera más amable y genuina.

Programas como el HOST DEL AÑO son de esas iniciativas que nos demuestran que en nuestra empresa desde nuestro director general hasta nuestra coordinadora de tráfico somos igual de importantes.

Al final no crean que todo esto no tiene una recompensa, mensualmente se escoge el  host del mes, aquel que simplemente por su astucia, inteligencia o como dicen otros suspicacia, se ganan el tan revolucionario título. Por medio de votaciones virtuales se escoge el ganador.

Modestia aparte el pasado diciembre en la fiesta anual GUIDOULLOA mis compañeros decidieron que fuera yo el ganador anual de este premio, y aunque unos por empatía, otros por gracia y tal vez otros por estrategia votaron por mi, ser HOST fue indudablemente la mejor manera de demostrar que estaba conectado con nuestros pilares que son la base fundamental de nuestra agencia, CONFIANZA, INNOVACIÓN Y EFECTIVIDAD, eso hice, logré que mis compañeros confiaran en mi, me acerqué a ellos de una manera innovadora y conseguí hacer efectiva mi estrategia. Cada uno es y será lo que desea, yo lo deseé y hoy lo soy, es por eso que en nuestro diario vivir en GUIDOULLOA luchamos para hacerle ver a los clientes lo esenciales que llegan a ser para nosotros; sin duda debemos hacer que confíen en nuestro trabajo, porque  siempre tendremos para ellos algo innovador y las estrategias más efectivas para garantizar el éxito de sus empresas.

¿En tu compañía son felices tanto los colaboradores como los clientes?

Recuerda que siempre debe haber un equilibrio.

Leo moto